La curiosidad no mató al gato

Sí, este famoso dicho es simplemente mentira.

La curiosidad no solo no mató al gato, sino que le ayudó a vivir 7 vidas al convertirle en un ser más listo y feliz.

Que se lo digan a Gisela, la gatita que tenía mi suegra.

Empecé a sospechar que podía ser inmortal porque rebasó con creces la media de edad de los felinos.

Curiosa como ella sola, se preocupaba de estar al tanto de todo y así de bien le fue.

Por suerte para todos nosotros, la afirmación de que la curiosidad nos convierte en un ser más listo y feliz no vale solo para los gatos, también es aplicable a las personas.

Es la capacidad que nos permite mantener el interés por el mundo que nos rodea.

Y aquí va otra buena noticia: ¡todos nacemos con ella!

¿De verdad? Todos todos.

Sí, TODOS. Incluso esa persona que conoces que tiene menos inquietudes que un mueble, en su día te aseguro que también tuvo curiosidad.

Me explico.

La curiosidad no es algo que se tenga o no en función de cualidades innatas o hereditarias.

A todos nos entregan "de serie" al nacer una mochila cargada de curiosidad.

Pero ¿sabes quiénes son los reyes en esto de la curiosidad?

Exacto, lo niños.

Los niños tienen una capacidad altísima para sorprenderse por todo aquello que les rodea.

Para ellos, cada día se convierte en una nueva aventura llena de secretos e información por descubrir, al que se enfrentan preguntándose todo aquello que se les viene a la cabeza acerca de cualquier objeto, situación o persona.

(Si eres padre o madre de niños pequeños te estoy imaginando asentando con la cabeza y contando las veces que tienes que responder a sus preguntas a cabo del día. Vamos, como si te hubieran visto con ganas de presentarte a Pasapalabra o Saber y Ganar ,jajaja).

Todo viene porque su nivel de curiosidad por aprender está en su punto más alto.

Por tanto, si todos nacemos con una buena dosis de curiosidad,

¿Por qué no todas las personas somos igual de curiosas?

Amiga, amigo, ese es el quid de la cuestión.

A lo largo de los años a esa mochila se le hace un agujerito por el que vamos perdiendo dosis de curiosidad.

Por tanto, la pregunta sería ¿cómo mantenemos y alimentamos esa curiosidad?

Hay mil formas, pero aquí van unas pistas muy sencillas para empezar.

 

3 maneras sencillas de aumentar nuestra curiosidad

 

       1. Potenciar nuestros estímulos

La curiosidad se potencia y desarrolla a través de estímulos externos y actividades que te generen ganas de continuar aprendiendo y seguir fomentando tu interés.

       2. Alejarte de la rutina

La clave está en mantenerse activo, evitando caer en la rutina y el desinterés (los mayores enemigos de la curiosidad).

      3. Tener hobbies y practicar actividades

Para ello, tienes que buscarte retos, actividades o aficiones con las que te diviertas y aprendas.

En nuestro caso, ya sabes que apostamos por alimentar y mantener la curiosidad a través de las visitas guiadas a productores, que son los que nos ayudan a descubrir toda la magia que esconde la elaboración de sus productos.

Las actividades y planes que te proponemos en Fabricando Experiencias cumplen con los tres puntos anteriores.

"Colarte" en el taller, obrador, huerta, granja, estudio, etc. del productor para conocer cómo se elabora un producto, su origen y la historia que hay detrás de las personas que lo hacen posible es una fuente inagotable para mantener nuestra curiosidad bien alta.

Pero ¡ojo! porque además esto crea adicción, pero adicción de la buena.

Es decir, cuanto más conoces sobre algo, más te apetece seguir indagando porque te das cuenta de que aprendes un montón a la vez que te diviertes y vives momentos para el recuerdo.

Así que ya sabes. Si además de divertirte y aprender, quieres conocer algunas ideas para ponerla en marcha, en Fabricando Experiencias encontrarás varias experiencias con la que estimular la curiosidad y mantener “esa mochila” bien llena, independientemente de tu edad.

Oye, y quién sabe si al igual que los adorables gatitos, vivimos 7 vidas ¡¡y tan felices!!

Yo por si acaso lo probaría, que no tienes nada que perder y muuuucho que ganar, jejeje.

Un fuerte abrazo… (como no puede ser de otra manera) cargado de curiosidad.

Marisa
Fundadora Fabricando Experiencias

Comparte este post con las personas que quieras ver aumentar su curiosidad para vivir mejor

Di adiós a la rutina y el aburrimiento

Descubre cómo vivir tu propia aventura cada fin de semana

Guía Gratuita con ideas, trucos y consejos para compartir momentos inolvidables

  • Fáciles de hacer
  • Con y sin niños
  • Al alcance de todos los bolsillos
Newsletter

Los siguientes sellos y organismos distintivos garantizan la calidad de los productos elaborados por nuestras empresas:

Nos has visto en...